« Back

La pieza del mes

2018-03-02  ¦  Marina

Bicicleta de mujer GAC

La pieza del mes

Con motivo de la celebración del día de la mujer el 8 de marzo, como pieza del mes hemos elegido una bicicleta GAC, de mujer, y de mediados del siglo XX.

Hay que recordar que la fabricación de bicicletas y el ciclismo están muy enraizados en la historia de Eibar, y su origen, como no, está en la industria armera. Tras la crisis de la armería a principios del siglo XX, muchos fabricantes aprovechan la vieja maquinaría para adaptarla a las nuevas necesidades. En este sector destacaron grandes empresas como GAC, Orbea y BH, pero no hay que olvidar otros talleres más pequeños y que realizaron una importante labor: Nicolas Arregui, Zeus, Cil, Gamma, Abelux y Echasa-Fenix.

La edad de oro del ciclismo eibarrés abarcó los años entre 1952 y 1974, donde hubo destacables ciclistas como Cándido Arrizabalaga "Apotxiano", José Mardaras Nazabal, Andrés Arriaga "Basarri" y Félix Gojenola. Aún así, esta vez queremos remarcar el nombre de María Magunacelaya, una de las mejores mujeres ciclistas de la época, y que además ganó varias carreras.

María nació en Ermua en 1904, y la apodaron Maoma, como a su padre. Empezó a trabajar haciendo cartuchos con su padre muy joven, al igual que a montar en bici, alrededor de 1925, cuando cogía la GAC de su hermano. Debido a que en aquella época muy pocas mujeres montaban en bicicleta, sufrió los insultos de la gente. Cuando acabó la guerra civil, abandonó el ciclismo y empezó a andar en moto; era muy habitual verla sobre su Lambretta. Esta mujer extraordinaria murió en el año 2000, y sus cenizas fueron esparcidas en Arrate.

Además de ciclistas, la labor de las mujeres en la fabricación de bicicletas es muy reseñable. Entre otras labores, destacaban como montadoras, fileteadoras (pintando y dando los últimos acabados a la bicicleta) y embaladoras. Según el padrón de mediados del siglo XX, el 6% de los trabajadores eran mujeres, aunque en la realidad ese porcetaje debía ser mayor. Las diferencias entre mujeres y hombres eran importantes, sobre todo en cuestión de sueldos, derechos, permisos y categoría laboral.

Además, hay que mencionar que GAC fue pionera en contratar mujeres en sus talleres, allá por el año 1925. Esta empresa fue fundada por la familia Gárate en 1892, y en un principio se dedicó a la fabricación de armas, en particular pistolas automáticas y revólveres oscilantes, aunque también producían rifles y escopetas. En 1897 cambia su definición de taller, que hasta entonces había mantenido una plantilla media de 32 obreros, a fábrica. Tras la Primera Guerra Mundial estuvieron obligados a reinventarse y diversificar, por lo que en 1927, junto con la fabricación de armas, comenzaron a fabricar bicicletas. Para ello no tenían más que reconvertir la maquinaría que usaban para hacer los cañones de las armas. En 1930 abandonan totalmente la fabricación de armas centrándose únicamente en las bicicletas.

La bicicleta que hemos elegido como pieza del mes tiene el cuadro característico de las bicis de mujer, es de color granate, y lleva fileteados en blanco sobre cuadro y guardabarros. Se pueden ver el escudo de GAC en la barra vertical bajo el sillín, y la chapa identificativa de la empresa en la barra vertical debajo del manillar. Otras de las características de las bicicletas de mujer de ésta época son el “guardafaldas”, un red puesta a propósito sobre la rueda trasera para que las faldas y los vestidos no se engancharan.